Usted está aquí

Villarmentero

Villarmentero
Direcci√≥n: 
Tel√©fono: 
Fax: 
P√°gina Web: 
Mail: 

Información general

Distancia a Burgos por carretera: 16.00 Kilómetros

Datos demogr√°ficos

Para obtener datos de poblaci√≥n actualizados puede consultar el Web del INE (Instituto Nacional de Estad√≠stica). Para consultar algunas estad√≠sticas el c√≥digo INE del municipio y el c√≥digo de provincia pueden facilitar las b√ļsquedas. El c√≥digo de la provincia de Burgos es el '09' y el c√≥digo del municipio de Villarmentero es el '297'.

Evolución de la población desde 1842
Poblaci√≥n en los √ļltimos tres a√Īos en todos los nucleos poblacionales del municipio.

Buena parte de las entidades locales actuales fueron anteriormente municipios y en estos casos, el INE proporciona un histórico de población propio hasta el momento de integrarse en otro municipio. En el siguiente enlace encontrará los datos históricos de población de esta entidad local, pero tenga en cuenta que en algunos casos podrá no existir histórico o podrán aparecer otros municipios con nombres históricos coincidentes.

Evolución de la población de Villarmentero desde 1842

Planeamiento urbanístico

La Junta de Castilla y León proporciona un servicio electrónico de acceso al Archivo de Planeamiento Urbanístico. Puede consultar directamente el archivo del municipio en el siguiente enlace:

Archivo de planeamiento urbanístico de Villarmentero

Un rincón para el reposo. Correo de Burgos 01/08/2017

A la vera del Úrbel, esta pedanía de Las Quintanillas, que hoy se ofrece como enclave ideal para un veraneo apacible, hunde sus raíces en época romana y presume de iglesia.
A tiro de piedra de la capital se encuentra Villarmentero. Apenas 16 kilómetros distan entre la gran ciudad y esta pedanía de Las Quintanillas, municipio accesible desde la autovía llamada del Camino de Santiago que enlaza Burgos con León.
A la vera del r√≠o √örbel, la peque√Īa localidad que hoy se ofrece como enclave ideal para un veraneo apacible -incluso fresco, como es propio del conjunto de la provincia- hunde sus ra√≠ces en la √©poca romana.
Y es que aunque cabe suponer que más tarde se beneficiaría de la proximidad de la ruta jacobea, que tuerce desde el vecino Tardajos hacía Rabé de las Calzadas, alejándose, hay pruebas que evidencian la ocupación del entorno de Villarmentero por aquella civilización, responsable de las calzadas que comunicaban, por ejemplo, Astorga con la urbe francesa de Burdeos, siendo este el caso de la que se ubicaba próxima al pueblo.
Hay m√°s. Tal y como record√≥ el arque√≥logo y exdirector del Museo de Burgos Juan Carlos Elorza en el preg√≥n que dirigi√≥ a los vecinos del enclave que frecuenta, ¬ęcerca del parque de la Fuentona¬Ľ aparec√≠an m√°s restos romanos, de entre los que destacaba la figura de la diosa Venus que hizo pensar a su descubridor, el investigador Luciano Huidobro, que aquel lugar pudo albergar un balneario.
M√°s all√° del uso concreto del espacio en el que se encontraba la talla ahora desaparecida, aquel hallazgo serv√≠a para confirmar sin lugar a dudas el origen del lugar. Ese desde el que la vida sigui√≥ hasta hoy, salpicada por sucesos tan relevantes como la primera inscripci√≥n de su designaci√≥n, que, sin m√°s, significa la villa de Armentero, nombre propio masculino frecuente en la Edad Media. Se estren√≥ en un documento oficial all√° por el a√Īo 1085. Se trataba, seg√ļn relat√≥ Elorza en aquella intervenci√≥n, de una donaci√≥n del rey Alfonso VI de una serie de pueblos a Burgos, refrendada por los monarcas posteriores hasta Alfonso XI.
Zona de realengo, y tambi√©n de behetr√≠a, mantuvo un especial v√≠nculo con el estamento eclesi√°stico, √°mbito hoy apenas evocado por la iglesia de San Esteban, templo g√≥tico de una nave, arco apuntado en su portada y espada√Īa de dos cuerpos y cinco huecos, con dos campanas y tres campanillas. As√≠, en resumen, lo recogen los libros en los que Villarmentero a√ļn aparece, como el t√≠tulado Amo mi pueblo, de Emiliano Nebreda. Tambi√©n figur√≥ a mediados del siglo XIX en el Diccionario geogr√°fico-estad√≠stico-hist√≥rico de Espa√Īa rubricado por Pascual Madoz.
Por aquel entonces, aquella tierra de 135 habitantes se ‚Äėentregaba‚Äô al cereal, la legumbre, la patata, el lino y las hortalizas, as√≠ como al ganado y a la caza menor. Contaba con escuela, iglesia (la citada) y restos del antiguo palacio que cobr√≥ forma en ¬ęsu √©poca m√°s floreciente¬Ľ, en el siglo XVI, cuando la familia Santo Domingo se construy√≥ una vivienda de la que hoy se conserva alg√ļn resto.
Esas piedras encierran por tanto parte de la historia de una pedan√≠a que a√ļn ‚Äėsuena‚Äô a golpe de Villarmenterrock, festival que el pr√≥ximo 25 de agosto -seg√ļn avanza la red de redes y al comp√°s de sus fiestas- celebra su decimos√©ptima edici√≥n, con grupos como Circo Clown, DJ Ramas, Wolf, Romeo Is Bleeding, Viva Belgrado, Jamaica Jungle Sound System .
El enclave también figura en los cuadernos de campo de los aficionados a la ornitología como mirador privilegiado para el avistamiento de milanos, dada la concentración de estas aves rapaces en el entorno. Variadas, de ayer y hoy... No faltan razones para asomarse a Villarmentero.

Localización